PIENSA DIFERENTE: lo que de verdad importa

Apuntes personales del Seminario impartido por EMILIO DURÓ; organizado por MASTER CUMLAUDE

Emilio Duró

El pasado 27 de mayo de 2015, tuve la posibilidad de asistir a un Seminario intensivo (intensivísimo) de Emilio Duró en el Palacio de Congresos de Sevilla. Llevaba por título: Piensa diferente: lo que de verdad importa.

Y Emilio Duró habló precisamente de eso, de lo verdaderamente importante de la vida.

Partió de una premisa: La felicidad es una actitud. Así es, la felicidad no es un sentimiento, no es un modo de estar, no es una sensación. La felicidad es una actitud. Por eso, no es imposible alcanzarla. Y esta actitud se debe mantener durante toda la existencia. Que, por cierto, es bastante corta.

Hasta hace muy poco tiempo, nuestros ancestros se tenían que preocupar, sobre todo, por sobrevivir; sobrevivir en una sociedad, en la que la esperanza media de vida era bastante corta. La clave para poder sobrevivir en aquella sociedad era poseer bienes, tener más que el otro; y además asegurar el futuro de nuestra prole. Por lo que, podemos decir que la felicidad estaba anclada en el egoísmo. Se pensaba única y exclusivamente en uno mismo y en aquellos que componían mi clan, mi tribu, mi familia.

Hoy se ha cambiado la tortilla, y hemos caído en la cuenta, que la VERDADERA FELICIDAD se encuentra en la GENEROSIDAD. Y en ponerle pasión a la vida. Sin pasión la existencia será un pasar segundos, minutos, horas y días. Nada nos motivará.

Todos nosotros queremos alcanzar la felicidad, todos nosotros anhelamos rozarla, todos nosotros queremos encontrarnos con ella… y cuando esto no ocurre, nos sentimos fracasados. Ahora bien, hemos de tener en cuenta que este fracaso no acaece por causas externas, por cuestiones técnicas, por mi buena o mala suerte; el fracaso tiene su origen y su causa en las emociones. En más de una ocasión, pensamos que alcanzar o no la felicidad depende de nuestra buena o mala suerte. La suerte no existe. Somos lo que queremos ser. Los “marrones” no nos vienen por no se que confluencias del universo o porque Dios quiere. Los “marrones” los fabricamos nosotros. Todo va a depender de nuestra actitud ante la vida. Todo va a depender de nuestro optimismo o pesimismo. En nuestras manos está.

Podemos afirmar que: YO SOY LO QUE PIENSO. Y, hemos de tener en cuenta que,no pensamos siempre de la misma manera, no pensamos siempre igual, no pensamos siempre lo mismo… Esta mañana pensábamos una cosa y ahora pensamos otra, ayer pensábamos de una manera y hoy pensamos de otra totalmente diferente. EL PENSAMIENTO ES CAMBIANTE Y LA INTELIGENCIA DUDA. Por eso, se puede afirmar, también, que la Felicidad es dinámica. Cuidado con nuestros pensamientos, es muy posible, que se cumplan.

Sin embargo, hemos de tener en cuenta que, nuestra existencia es limitada. Y el tiempo pasa inexorablemente para todos. Además, nos vamos degenerando física, intelectual, emocionalmente, por lo que es muy importante, que el tiempo que nos queda de vida lo llenemos de felicidad.
Gracias a los estudios realizados por la inteligencia emocional y la neurociencia, sabemos que el ser humano consta de tres cerebros:

  • Reptiliano: compuesto por el tronco del encéfalo y el cerebelo. El cerebro del reptil está precisamente dominado por ello, de ahí el nombre. Controla nuestros sistema anatómico y nuestras funciones vitales. Este cerebro es el que nos ayuda a sobrevivir de manera instintiva. Reacciona ante estímulos directos
  • La corteza cerebral o neocortex: lo encontramos en el cerebro de mamíferos más evolucionados. Se encarga de nuestra capacidad intelectual. Es el responsable del pensamiento avanzado, del razonamiento y del habla.
  • Límbico: compuesto por la amígdala, el hipotálamo y el hipocampo. Es el responsable de nuestras emociones.

Para alcanzar la felicidad, precisamente, hemos de desarrollar y gestionar satisfactoriamente ese cerebro límbico.

Otra cosa a tener en cuenta es, que la realidad es engañosa. Vemos la realidad, tal y como queremos verla. Por eso, es importante percibir la realidad con una actitud positiva. Marcándonos objetivos concretos y alcanzables; poniendo en marcha los recursos necesarios para alcanzar la felicidad.

La física cuántica nos ha demostrado que todo lo que ocurre a nuestro alrededor tiene una causa. Y todo lo que pensamos influye en nuestra vida. De ahí la importancia de la calidad de nuestro pensamientos. Hemos de preguntarnos, en cada momento: ¿Qué puedo hacer? Cada uno de nosotros debemos dirigir nuestra vida. Y todo va a depender de las emociones que gestionemos, las actitudes que desarrollemos y los pensamientos que elaboremos.

camino

El secreto para alcanzar la felicidad

  • Cuidar la salud física: Mantenerse en forma, hacer ejercicio, alimentarse de una manera sana y equilibrada; cambiando las grasas por proteínas, comer 5 veces al día en pequeñas cantidades, tomar suplementos de Omega 3 y antioxidantes.
  • Cuidar nuestra inteligencia emocional: No dejar de manifestar nuestros sentimientos y mostrar nuestras emociones. No dejar de amar, de sentir, de tocar…
  • Cuidar nuestra capacidad intelectual: No dejar nunca de entrenar la mente: estudiar, leer, cultivarse, enriquecerse con nuevos conocimientos.
  • Cuidar nuestra vida espiritual: Relajarse, meditar, respirar profundamente, orar (si eres creyente).
  • Cuidar nuestro mundo de relaciones: No permanecer durante mucho tiempo con personas amargadas. Sacad a esos individuos de vuestra vida. Son capaces de atraer toda la energía negativa que existe a su alrededor. Rodéate de personas positivas y atraerás positividad.
  • Cuidar nuestra capacidad de soñar: Sueña y sueña en grande.

Y un último consejo: Quieres ser grande, copia a los grandes; quieres ser el mejor, copia a los mejores. La mayoría de los mortales no tenemos la capacidad de innovar, de inventar, de hacer cosas nuevas, pero sí podemos copiar a los buenos, a los grandes, a los mejores. Aprender sus técnicas, sus forma de afrontar los hechos, su manera de ser, de actuar.

Y sobre todo que nadie te quite la capacidad de ser feliz. Cada uno de nosotros somos dueños de nuestra propia vida. Tomémosla en nuestras manos y ADELANTE. Lo verdaderamente importante es ser feliz.

Según parece, Emilio Duró se retira, quiere dedicar más tiempo a lo que realmente le importa y le apasiona, su felicidad y la de su familia. Nos quedan su consejos, su modo de entender la vida, sus gestos, su ironía, su humor y su cercanía. Si nunca has podido asistir a un seminario o conferencia suya, te invito a que visiones algún vídeo de los que se encuentran en Internet; no se si te cautivará o no, pero seguro que no te deja indiferente. Espero vuestras impresiones y comentarios.

Aquí te dejo uno de sus vídeos. Un poco largo, pero merece la pena.

Si quieres, puedes

camino

¿Quieres alcanzar un objetivo?

¿Quieres llegar a una meta concreta?

¿Quieres realizar un sueño?

SI QUIERES, PUEDES

Si respondiste afirmativamente a alguno de los interrogantes arriba mencionados…

Queremos ofrecerte una oportunidad.

Es posible, que necesites un pequeño impulso para comenzar, y un compañero de camino que te ayude a superar las dificultades.

Desde la Escuela de Animación Bíblica y Comunicación “San Pablo” queremos ayudarte a conseguirlo con nuestros programas formativos:

  • Habilidades comunicativas

  • Hablar en publico

  • Gestión de emociones

  • Liderazgo

Si has decidido, que quieres comenzar una nueva aventura de crecimiento personal o profesional, queremos acompañarte.

Con nosotros, puedes.

Envíanos un e-mail exponiéndonos tus inquietudes a bibliaycomunicacion@gmail.com