Lectio Divina III domingo de Pascua (Lc 24,35-48)

VERDAD – MEDITACIÓN

El fragmento del evangelio, que hoy nos ocupa, comienza con el final del relato de los Discípulos de Emaús, en el que se nos cuenta lo que les había ocurrido por el camino y cómo lo habían reconocido al partir el pan. Ellos tienen necesidad de compartir su experiencia de cómo habían reconocido a Jesús resucitado, precisamente durante una liturgia eucarística. El lugar en el que cada domingo, Jesús se hace presente a la comunidad cristiana en forma de pan y vino.
A continuación, Lucas nos narra el recuerdo de una de las diversas manifestaciones de Jesús, después de su resurrección. La estructura del relato es muy parecida a otros pasajes similares: aparición repentina de Jesús resucitado, los discípulos son incapaces de reconocerlo, la recriminación de Jesús, la alegría y el asombro al reconocerlo.
Los discípulos se encuentran reunidos, posiblemente comentado lo acontecido a los caminantes de Emaús, a las mujeres y a Pedro. Cuando Jesús se coloca en medio de ellos y los saluda el saludo de paz, según la costumbre judía, pero que para Lc tiene connotaciones mesiánicas. Y, además, es precisamente lo que Jesucristo viene a traernos: Paz.
A pesar de haber escuchado los relatos anteriores de las mujeres, de los dos discípulos de Emaús, de Pedro y del discípulo amado, ellos dudan, se sobresaltan, se sorprenden, dudan… creen ver un espíritu. Estamos ante una teofanía, ante una manifestación de Dios. Ya en el AT nos encontramos con que las manifestaciones de Yahveh producen esos síntomas: sorpresa y duda.
Para ayudarles a superar su turbación, les muestra las señales de la crucifixión… Soy yo… No es fruto de su imaginación. Es alguien real con carne y huesos, aunque glorificados.
No acaban de creérselo. Es imposible. La pregunta y la duda es lógica: ¿Cómo es posible que estemos viendo al mismo que murió en una cruz? Necesitan más pruebas.
Aunque, el autor del evangelio, trata de suavizar la situación sustituyendo la duda y el miedo por la alegría. Entonces, Jesús les pide algo de comer. Le ofrecen un pescado y comió delante de ellos. Lucas quiere reafirmar la realidad física del Resucitado. Es el mismo Jesús con el que habían convivido por los caminos polvorientos de Galilea, el mismo Jesús que había celebrado con ellos la última cena, el mismo Jesús que habían visto morir en una cruz. El mismo Jesús, sólo que glorificado por Dios Padre. El mismo Jesús resucitado.
Concluye el relato, haciéndoles comprender a los discípulos lo que de él estaba escrito en las Sagradas Escrituras. Era necesario llevarlas a su pleno cumplimiento. El Antiguo Testamento sólo es posible comprenderlo y asimilarlo a la luz de la vida y la obra de Jesús. El plan que Dios que Dios tenía desde toda la eternidad se ha cumplido en Jesús de Nazaret. Un plan de Dios cuya finalidad era la salvación de todos los hombres. Pero además, es la misión de los discípulos. Anunciar a todos los pueblos la Buena Nueva para que al convertirse en personas nuevas obtengan el perdón de los pecados. Ellos ahora tiene que ser testigos de lo que han visto y oído. Tienen que ser testigos de su vida, de su pasión, de su muerte, pero sobre todo de su resurrección. A partir de ahora y hasta el fin de los tiempos tienen que ser testigos de Jesús. Nosotros, aquí y ahora, debemos ser testigos del amor de Dios. Del amor de Jesús. Testigos de que él vive entre nosotros.

CAMINO – MEDITACIÓN

• ¿Qué versículo, frase, palabra ha llamado especialmente tu atención? ¿Qué sentimientos despierta en ti? ¿Qué querrá decirte Dios con ello en este momento concreto de tu vida?
• ¿Sé reconocer la presencia de Jesús cuando éste se manifiesta en mi vida?
• Cada domingo podemos ver y tocar a Jesús en la celebración de la eucaristía ¿Soy consciente de ello?
• Ante la manifestación real de Jesús, ¿Cuál es mi reacción? ¿Ocurre como con los discípulos, no acabo de creérmelo, por la duda, por el miedo, por la alegría?
• Jesús nos envía a todos los que creemos en Él a ser testigos de su vida, de su obra y de su resurrección ¿Me siento verdaderamente enviado? ¿Estoy dispuesto a asumir la misión que Jesús nos ha encomendado?

VIDA – ORACIÓN

• Alabo a Dios por el gran amor que me tiene y por el regalo de manifestación de Jesús en mi vida
• Doy gracias a Jesús por ayudarme e iluminarme en mis dudas, mis miedos y mis dificultades.
• Le ofrezco mi vida para ser testigo de la vida, la obra y la resurrección de Jesús.
• Le pido que me ayude a llevar a cabo la misión de ser testigo de la obra, la vida y la resurrección de Jesús.
• Asumo el compromiso de ser testigo de Jesús Resucitado.

¿Acompañamiento personal vs Coaching? ¿Existe un coaching cristiano?

Al leer el título de este post, supongo, querido cibernauta, que te han surgido algunas 20101118-aire-puropreguntas, al menos a mi me surgieron: ¿Es lo mismo acompañamiento personal que coaching? ¿En qué se parecen? ¿Qué diferencias existen entre ellos? ¿Qué es eso de coaching cristiano?
Desde una cierta perspectiva no existe, ninguna diferencia; todo va a depender de cómo enfoquemos cada una de estas disciplinas. Personalmente tengo que decir que para mí son términos similares, por no decir equiparables. Pero habrá que explicarse.

1.- ¿A qué nos referimos cuando hablamos de acompañamiento personal?

Acompañar es ir junto a, es estar junto a. Si a esta definición le sumamos el término personal estamos refiriéndonos a algo que tiene que ver con la persona. Es decir el acompañamiento personal sería ir junto a una persona, es estar junto a una persona. Sin embargo, esto, desde mi punto de vista y desde la perspectiva que yo quiero enfocar este tema, sería una definición muy pobre.
El acompañamiento personal sería el estar junto a una persona para ayudarle a hacerse consciente de su vida, profundizar en ella y mejorarla. Ésta podríamos decir que es una definición aséptica. Sin embargo, aquellos que siguen asiduamente este blog, saben que yo tengo una pequeña «deformación profesional», no solo por ser una persona consagrada, sino sobre todo porque soy cristiano, es decir sigo a la persona de Jesucristo. Y esto configura totalmente mi vida, por lo que no puedo, o al menos así lo intento, dejarlo de lado en ningún aspecto de mi vida, ni siquiera cuando actúo como acompañante o como coach.
Por tanto, si el acompañamiento personal lo enfocamos desde una perspectiva cristiana, hemos de tener en cuenta que vamos a partir desde un presupuesto bien concreto, y es que quiero que mi vida se asemeje lo más posible a la vida de Cristo, quiero alcanzar las actitudes vitales de Jesucristo. Por lo que, en el acompañamiento personal tendré muy presente un marco de referencia concreto, que es la vida de Jesús de Nazaret y lo que de él conocemos y hemos recibido a través de la Escritura y la tradición de la Iglesia.
Por lo cual, desde esta perspectiva podríamos definir el acompañamiento personal como el estar o ir junto a una persona para ayudarle a hacerse consciente de su vida, profundizar en ella y mejorarla teniendo como ámbito de referencia la vida de Jesús. Y esto abarcaría todos los aspectos de la vida humana y todas las facultades del ser humano: mente, voluntad y corazón.

2.- ¿Qué es el coaching?

Podemos encontrar infinidad de definiciones de coaching, basta que metamos esta palabra en cualquier buscador de Internet y nos daremos cuenta de ello. Por lo que, me voy a permitir la licencia o voy a tener la osadía de dar mi propia definición de coaching; por supuesto, sin detrimento de lo que otros puedan entender por este concepto y sin oponerme en ningún momento a su propia perspectiva.
12083154-joven-mujer-orando-bajo-el-solComo muchos de vosotros sabéis el término coaching tiene su origen en Hungría para referirse a un pequeño carruaje muy rápido que se utilizaba para el transporte de persona. Este carruaje, coche (coach) no tardó en extenderse por Europa. Al correr del tiempo, en Inglaterra surgió un deporte que consistía en la conducción de este tipo de vehículos y que, como es lógico, los ingleses llamaron coaching. De ahí paso, en el ámbito deportivo, y comenzó a generalizarse su uso para referirse a la persona que entrena a los componentes de un equipo y por semejanza se fue utilizando en el ámbito educativo, sobre todo universitario, para referirse al profesor que orienta a los alumnos en el transcurso de su etapa académica. Aunque hay que tener en cuenta, que hemos de contemplar este entrenamiento u orientación desde una perspectiva holística, es decir que abarque a toda la persona humana en todas sus dimensiones o facultades. Ya en la década de los ochenta, del pasado siglo, se introdujo en el mundo de la empresa.
Pero, ¿qué es, entonces, el coaching? Al igual, que Leonardo Wolk1, a mí me gusta definir el coaching como un arte, o si queréis como la capacidad, facultad, habilidad de acompañar el proceso continuo de una persona o grupo, desde el respeto, durante su camino de cambio hacia una meta concreta, poniendo en juego lo mejor de cada persona, para alcanzar su desarrollo personal.
Cuando vayamos profundizando en este arte, a través de diferentes post, nos daremos cuenta de qué manera se realiza este acompañamiento.

3.- ¿Coaching cristiano?

Por aquello de la «deformación profesional» permitidme, que acerque el coaching a la vivencia cristiana. Desde esta perspectiva, podríamos decir que el coaching sería la habilidad de acompañar el proceso de una persona o grupo, desplegando todas sus facultades, en su camino de cambio hacia la adquisición de su pleno desarrollo personal, teniendo como atmósfera vital la figura de Jesucristo. Algunos podrían decir que es capacidad de acompañar a otros para alcanza la santidad. Pues, sí. Si nuestra meta es la santidad, el coaching puede ayudarnos.
Como hemos podido percibir, el coaching se podría equiparar a lo que habitualmente en la Iglesia se ha llamado el acompañamiento espiritual, lo que ocurre es que en el coaching utilizamos una serie de técnicas concretas y un estilo propio.
Por lo cual, podemos concluir que, acompañamiento personal y coaching no son términos opuestos, ni siquiera desde el punto de vista cristiano. Al contrario, son términos equiparables o equivalentes. Y además concluimos que, puede perfectamente existir, lo que podríamos llamar, un coaching cristiano.

Cometas en el cielo (Para trabajar la amistad)

Sentida adaptación de la popular novela homónima de Khaled Hosseini. Curiosamente, aunque la obra original se escribió en inglés, y el guión de David Benioff también, la mayor parte de los diálogos del film son en dari y pastún, en aras del realismo. En esa línea los pasajes afganos resultan creíbles, no estamos ante un título exótico con decorados de cartón piedra y occidentales maquillados. Y las escenas en que se vuelan las cometas resultan excitantes, y ayudan a acometer (¿o habría que decir «acometar»? la dura trama.

El PDF con la ficha para trabajar la película puedes encontrarlo en nuestra Página de Cineforum. Disfrutadla y Difundidla.

Si alguien estuviera interesado en celebrar algún cineforum o trabajar alguna película o tema concreto en Sevilla, puede ponerse en contacto conmigo; bibliaycomunicacion@gmail.com

Película Amar peligrosamente para trabajar motivaciones

3343-amar.peligrosamente.2003-El cómodo mundo de Sarah Jordan (Angelina Jolie), una ingenua americana residente en Londres, da un vuelco cuando Nick Callahan (Clive Owen) se cuela en un baile para recaudar fondos y hace un apasionado alegato a favor de los niños hambrientos de África. Atraída por Nick y su causa. Sarah abandona las comodidades de su residencia londinense para viajar a aquel destrozado continente, decidida a ver la realidad del mundo y experimentar la pasión que Nick ha despertado en ella. Pero Sarah no tarda en darse cuenta de la dura realidad de la vida de Nick cuando ve las condiciones en las que trabaja. Asombrada por el peligro al que se enfrenta todos los días, Sarah se compromete cada vez más con este hombre cautivador y absoluta-mente entregado a su trabajo. Sarah regresa a Londres y se dedica a recaudar fondos mientras intenta resucitar su matrimonio. Años después, cuando ya trabaja para una organización humanitaria, acepta la oportunidad de viajar a Camboya donde llevará comida y provisiones médicas muy necesarias. Y donde también satisfará su acuciante necesidad de volver a ver a Nick. Bajo la amenaza constante de caer en una emboscada, Nick y Sarah se sienten cada vez más unidos y cuando el mejor amigo de Nick –Elliott (Noah Emmerich)– es brutalmente asesinado, se dan consuelo mutua-mente y se enciende la llama del amor. Pero a pesar del vinculo establecido, saben que deben separarse porque el trabajo de Nick es demasiado importante y peligroso para que permanezcan juntos. Pasan los años y Sarah busca desesperadamente cualquier noticia de Nick hasta que un día descubre que ha sido secuestrado por las fuerzas rebeldes en Chechenia. El amor que siente por él le obliga a ir en su búsqueda a pesar del tiempo y la distancia que les separa… y del peligro que sin duda alguna tendrá que correr. (Tomado de: http://www.labutaca.net/films/20/amarpeligrosamente.htm#

Puedes descargarte el PDF con la ficha completa en nuestra pestaña de Cineforum.

Preámbulo: antes de comenzar nuestro itinerario de crecimiento personal (I)

Preámbulo significa, desde el punto de vista de su etimología, antes de empezar a caminar. Por tanto, lo que llamo preámbulo es una herramienta que deberíamos aprovechar antes de comenzar

nuestro itinerario de crecimiento personal. Desde nuestro punto de vista, serían todas aquellos recursos, instrumentos, mecanismos… que debemos tener en cuenta y utilizar antes de poner en marcha nuestro programa.

Cuando cualquiera de nosotros va a iniciar un recorrido, ya sea más o menos largo, compramos un mapa, adquirimos una buena mochila, un buen calzado, nos proveemos de un botiquín, nos pertrechamos con la ropa adecuada, nos fijamos una meta, prevemos las posibles paradas, los posibles contratiempos, etc. Pues eso es lo que queremos hacer con lo que llamamos preámbulo: hemos de definir nuestra meta, qué medios, recursos, instrumentos necesitamos para alcanzarla, con qué obstáculos prevemos que nos podemos encontrar, en cuánto tiempo queremos acometer esta empresa que nos hemos fijado… Teniendo en cuenta todo esto ahorraremos tiempo, energías, búsquedas inútiles, etc.

En este momento, únicamente desarrollaremos a grandes rasgos los recursos, instrumentos y mecanismos que nos van a ayudar en nuestro itinerario de crecimiento personal, en un segundo momento tendremos la oportunidad de ahondar en cada uno de los temas.

Nuestro entorno o ambiente vital

Por entorno o ambiente vital entendemos todos aquellos elementos, ya sean físicos, naturales, sociales, familiares o culturales que entran en relación con la persona e influyen en su comportamiento, carácter y manera de relacionarse consigo mismo y con los demás.

En la mayoría de las ocasiones no le damos la debida importancia al ambiente vital, no caemos en la cuenta que son elementos que están continuamente influyendo en las personas. Aquello que rodea a la persona que acompañamos será importante para hacernos una idea de su situación vital y también para hacerle consciente del «lugar» que ocupa en el mundo.

Es muy importante que nuestro acompañado sepa desde dónde parte para alcanzar la meta y analice junto a nosotros la situación en la que se encuentra y todo lo que está influyendo en ella. Es hacer consciente a nuestro acompañado de su punto de partida y de todos aquellos factores que pueden influir positiva o negativamente para conseguir la meta que se ha propuesto o quiere proponerse.

La meta

La meta es el lugar de llegada de aquellos que participan en una competición. Para el tema que nos ocupa, el crecimiento personal, la meta sería el fin hacia el que se dirigen los anhelos, expectativas, deseos y acciones de una persona

Una vez que conocemos el punto de partida de nuestro itinerario de crecimiento personal es muy importante que definamos la meta, por eso es necesario que nos hagamos alguna de estas preguntas: ¿cuál es mi punto de llegada? ¿qué quiero conseguir en mi vida? ¿qué quiero lograr? ¿hacia dónde quiero dirigirme? ¿a dónde quiero llegar?

Mapa50KMedios o instrumentos que nos pueden ayudar en el itinerario

Voy a destacar en este momento tres medios, elementos o instrumentos que nos pueden ayudar a que nuestro itinerario sea menos fatigoso, lo cual no quiere decir que vaya a estar exento de dificultades (nos ocuparemos de ellas más adelante): actitudes positivas, ejercicios positivos y pensamientos positivos.

Actitudes positivas

Podríamos definir la actitud como la forma, manera, ánimo o disposición con el que afrontamos nuestra realidad, una situación o un hecho concreto. Dicha actitud puede ser positiva o negativa.

Por negativa entendemos toda aquella manera de enfrentarnos a una situación que pueda causar dolor, daño o malestar, ya sea a la propia persona o a otras personas o seres de nuestro entorno (teniendo como referencia un ámbito más extenso que el que habitualmente entendemos por entorno).

La actitud positiva sería la manera de afrontar la realidad intentando descubrir los aspectos beneficiosos y que nos estimulen a avanzar ante cualquier situación con la que nos podamos encontrar. Por tanto todos aquellos elementos, instrumentos, factores, principios… que nos ayuden a ello deberíamos apropiárnoslos.

Ejercicios positivos

Los ejercicios son prácticas o actividades que nos ayudan a adquirir una determinada preparación.

Pues bien, yo quiero proponerte una serie de ejercicios positivos que nos ayuden a adquirir una actitud positiva con la que afrontar nuestra realidad para que así podamos llegar a alcanzar la meta que nos hemos propuesto en nuestro itinerario de crecimiento personal. En su debido momento hablaremos de ellos pormenorizadamente, pero algunos de ellos son: saber ver lo bueno o lo beneficioso de todo, aprender de todo, hacerme consciente de la realidad e intentar buscar una solución, amplitud de miras, ponerme en marcha.

Pensamientos positivos

Los pensamientos positivos son aquella imágenes o frases que crea nuestra mente que son beneficiosos para nuestro desarrollo o me estimulan a superarme.

La mente es una de las facultades que el ser humano tiene y es la encargada de generar los pensamientos.

Cuando ahondemos en este tema nos daremos cuenta de la gran importancia que tienen los pensamientos positivos en nuestra vida.

(En nuestro próximo post hablaremos acerca de la revisión de vida y de los obstáculos con los que podemos encontrarnos en nuestro itinerario de crecimiento personal. Hasta la próxima. ¡Disfrutad de la vida!)

 

*Si quieres descargarte este post en pdf puedes hacerlo pinchando en la pestaña dedicada a Espiritualidad.

Minientrada

¿Qué es el crecimiento personal?

En más de una ocasión muchos de nosotros nos hemos detenido a reflexionar, algo que deberíamos hacer con frecuencia, acerca de nuestra vida. Entonces hemos caído en la cuenta de que no somos realmente felices. Sentimiento que no tiene nada que ver con la alegría, la euforia o el entusiasmo, es algo más profundo; ya lo intentaremos analizar en otro momento.

El resto del artículo puedes encontrarlo en nuestra sección de espiritualidad.

Antes de emprender la marcha hacia nuestro crecimiento personal