“Mi Reino no es de este mundo”. Lectio Divina del evangelio del Domingo Solemnidad de Cristo Rey del Universo

VERDAD – LECTURA

Jn 18,33b-37

Hemos llegado al final del año litúrgico. Y la liturgia del día de hoy nos ofrece para nuestra consideración y oración el interrogatorio a Jesús por parte de Pilato, durante su proceso, según la versión ofrecida por el evangelio de Juan. El Maestro de Nazaret ha sido detenido en el Monte de los Olivos y ha sido llevado ante el Procurador romano. Éste debe hacerse una idea clara del delito de Jesús para condenarlo. La acusación es grave: se ha autoproclamado rey de los judíos. Pilato lanza directamente la pregunta a Jesús: ¿Eres tú el rey de los judíos? La respuesta de de Jesús no se hace esperar y quiere indagar cuál es el pensamiento de Pilato, quiere indagar si éste piensa que él cree que Jesús es el rey de los judío o, por el contrario, ha sido influenciado por lo que otros han dicho de él. ¿Es Pilato un juez justo? ¿Actúa desde la equidad?

Pilato evade el pronunciarse al respecto; acaso, es él judío. Los acusadores son otros, sus propios conciudadanos son quienes le han entregado, y más en concreto, los gobernantes de su pueblo. Pilato quiere hacer ver a Jesús que ellos, junto a sus paisanos, son los responsables de su arresto.

Por tanto, para Pilato es un problema menor. Es algo que atañe sobre todo a los judíos, no es un problema que pueda afectar al gran Imperio Romano, aunque le pregunte acerca de lo que ha hecho. Sin embargo, Jesús no ha cometido ningún delito censurable.

Jesús continúa aclarándole la primera pregunta que Pilato le ha hecho, afirmando que él es rey, pero no es un rey al uso, su reino no es de este mundo. Si fuera de este mundo su guardia y sus súbditos se hubiesen rebelado para ayudar a su rey.

La realeza de Jesús se fundamenta en el servicio, en la paz, en la misericordia, en la acogida… lo ha ido mostrando y demostrando durante toda su vida pública. Su realeza no se basa en el poder, la violencia, la dureza. Su Reino proviene del Padre, directamente de Dios.

La respuesta sorprende a Pilato. No es para menos. No entiende el significado de las palabras de Jesús. Y Jesús sigue: “He venido al mundo para ser testigo de la verdad”. La verdad es la verdad de Dios, un Dios misericordioso, amable, bondadoso, amoroso, implicado en la vida de los hombres. Y la máxima expresión de ese amor de Dios será, precisamente, la entrega voluntaria de Jesús. Y todo aquel que es de la verdad, escucha la voz de Jesús y pone en práctica sus enseñanzas.

CAMINO – MEDITACIÓN

  • ¿Qué pasaje, versículo, frase o palabra te ha llamado más la atención, te ha gustado más, te ha tocado el corazón? ¿Qué quiere decirte Dios aquí y ahora, en este momento, con ello?
  • Pilato entra en diálogo con Jesús, aunque sea para interrogarlo. En tu propia vida, ¿intentas entrar en diálogo con Jesús? ¿Con qué frecuencia?
  • “¿Dices esto por tu cuenta o te lo han dicho otros de mí?” nos dice el evangelio. ¿Cómo es tu conocimiento de Jesús? ¿Crees que le conoces realmente? ¿Lo conoces de oídas? ¿Parte tu conocimiento de lo que otros han dicho de Él o de tu propia experiencia?
  • ¿Qué sientes al oír a Jesús decir que su Reino no es de este mundo? ¿Qué significa eso para ti? ¿Eres consciente de que el Reino de Jesús es un Reino de servicio, de entrega desinteresada, de amor hasta el extremo?
  • “Todo el que es de la verdad escucha mi voz” ¿Intentas escuchar a Jesús, entender su Palabra, poner en práctica sus enseñanzas?

VIDA – ORACIÓN

            Hoy te proponemos orar con el Padrenuestro. Hazlo despacio, en él está el fundamento del Reino de Dios. Párate especialmente en las palabras “venga a nosotros tu Reino” y repara en los sentimientos, pensamientos y palabras que se va despertando en ti y en lo más profundo de tu corazón.

Un comentario el ““Mi Reino no es de este mundo”. Lectio Divina del evangelio del Domingo Solemnidad de Cristo Rey del Universo

  1. Cobran actualidad los textos liturgicos de este domingo. Las aparatosas escenas que nos brindan la epístola y evangelio dan sobrados argumentos a los agoreros de nuestros días a interpretar las calamidades actuales como preludios de la»abominación de la desolación» aquí preconizados: pandemia que no se va y que amenaza con nuevas cepas; volcanes que arrasan viviendas y terrenos; inundaciones torrenciales; terremotos, guerras, revoluciones y tantos escenarios de violencia dan pie a pensar en los profetas Daniel y Jeremías
    No Abrigo dudas que los textos aludidos consignan en el género apocalíptico muy en boga en aquella época el sentir de aquel pueblo bastante lejos de nuestra mentalidad alimentada con el evangelio de Jesús
    ____Jeremias tuvo que lidiar tiempos difíciles y encararse con las autoridades de turno, con el pueblo y sobre todo con los falsos profetas cuyos oráculos eran de venturas y dichas pues Jerusalén no podía ser destruida contraviniendo los oráculos de Jeremías.
    ____ Jerusalén capituló ante la presión del ejército babilónico, la ciudad arrasada y la población deportada, solo un pequeño resto quedó desperdigado Jeremías entre ellos. Todas las promesas de Yhave habían en apariencia fracasado y muchos perdieron la fe, renegaron de la Ley y emigraron a Egipto arrastrando al profeta donde murió aserrado
    ___ La grandeza de la fe de Jeremías brilla con fuerza en esta situación. Abraham tuvo su»noche oscura» pero al final del túnel le brilló la luz; Job tuvo su prueba extrema más vio restituido a su situación anterior; Jeremías hubo de recorrer oscuro hasta el final sin ver la luz confirmando lo de Hebreos:» murió confiando sin ver cumplidas las promesas
    ____ Una mirada al panorama actual puede inducir a.interpretar los signos actuales como presagios de fin de época o del fin del mundo; también para avivar la fe y » levantar la cabeza pues se acerca vuestra liberación»
    —–No quiero terminar este comentario sin una referencia a la Virgen de la Expectación o de la O que nos estimule a imitarla en este tiempo tan mariano ante la inminente venida en carne mortal de nuestro Salvador

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s