Pero, yo os digo… Desde el amor. Lectio Divina del VI Domingo del T.O. – Ciclo A

VERDAD – LECTURA

Evangelio: Mt 5,17-37

¿Para qué vino Jesús a la tierra? ¿Para qué sale Jesús al encuentro del ser humano? Por supuesto, que vino para salvarnos. De eso no nos cabe la menor duda. Pero, yo creo que vino a algo más. Algo más que, por supuesto, está relacionado con nuestra salvación. Y la clave práctica de ese algo más, me parece que, puede dárnosla la lectura del evangelio que hoy nos regala la liturgia: “No penséis que he venido a… He venido a…”

Sin embargo, aunque no lo leemos en la lectura de hoy, lo esencial de todo este extenso discurso contenido en el sermón del monte, lo encontramos al final del mismo en Mt 5,48, según mi parecer: “Vosotros sed perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto”.

Pero, ¿qué significa ser perfecto? La palabra griega utilizada por Mateo es teleios. Un término bastante raro y que aparece únicamente dos veces en los evangelios. Según podemos encontrar en el Nuevo comentario bíblico san Jerónimo, dicha palabra en el pensamiento griego significaría que la persona es conforme al ideal divino. Y, ¿cuál es el ideal divino en el que se concentran la ley y los profetas? Amar a Dios con todo el corazón con toda el alma y con toda la mente. Y al prójimo como a uno mismo (Cf Mt 22,34-40). Así es, cuando seamos capaces de amar sin condiciones, entonces alcanzaremos la perfección; entonces seremos felices, entonces habremos llegado a la plenitud.

Por eso, Jesús no vino a abolir la ley, si no a darle su verdadero sentido. El verdadero sentido de ser feliz, de ser bienaventurado, de ser dichoso.

Cuando lo que nos mueve a actuar es el amor, vamos más allá de los preceptos, de las normas, de la letra de la ley. Porque el cristiano no puede conformarse con una ley de mínimos: yo no robo, yo no mato, yo no traiciono a mi mujer o a mi marido, yo no blasfemo… Por tanto, estoy cumpliendo la ley, no tengo pecados graves; tengo mis defectillos, pero nada gordo. Jesús no está diciendo: ¡No! Esa es la ley de mínimos.

Aquel que emprende el camino del seguimiento de Jesús debe aspirar a algo más. Debe aspirar al amor incondicional, que no espera nada a cambio y que se entrega sin límites; incluso, dando la propia vida, por amor, en favor del prójimo. Y para dar la vida, como digo muchas veces, no es necesario morir físicamente. Hay muchas formas y maneras de entregar la vida. Ahora bien, dicha entrega se realiza de distinto modo desde el amor.

Contemplemos hoy este pasaje del evangelio desde el amor y encontraremos el verdadero sentido que tienen las palabras de Jesús cuando nos dice: “Pero, yo os digo…”

Emprender el camino de la felicidad, de la plenitud, de la santidad, de la perfección… significa comenzar a vivir desde una dimensión nueva, desde la profundidad del corazón, desde nuestras convicciones profundas, desde nuestra verdadera escala de valores… Toda nuestra vida se redimensiona cuando empezamos a vivirla desde el amor.

CAMINO – MEDITACIÓN

  • ¿Qué pasaje, versículo, frase o palabra de este pasaje evangélico te ha tocado especialmente el corazón? ¿Qué sentimientos se despiertan en ti al leer este pasaje?
  • ¿Qué quiere decirte Dios, aquí y ahora, en este momento concreto de tu vida, con esa palabra, con ese sentimiento que se ha despertado en ti?
  • ¿Qué es lo que está moviendo tu actuar en el mundo?
  • ¿Te conformas con una “ley de mínimos” o tratas de vivir la vida desde el amor?
  • ¿En qué o en quién está fundamentada tu escala de valores? ¿Cuál es tu escala de valores?
  • Desde una nueva visión y desde las convicciones profundas de tu corazón, ¿qué acciones puedes emprender para vivir tu vida desde el amor?

VIDA – ORACIÓN

  • Da gracias y alaba a Dios Padre porque Él te amo primero.
  • Pide a Jesús que te ayude a vivir la vida desde el amor y no desde la “ley de mínimos”.
  • Ofrécete, con la fuerza del Espíritu Santo para repartir el amor de Dios a todos los que te rodean.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s