Lectio Divina del domngo XIII del Tiempo Ordinario (Mc 5,21-43)

VERDAD – LECTURA

Talita kum

21Cuando Jesús regresó en la barca al otro lado del lago, se le reunió mucha gente; él permaneció en la orilla.22Llegó uno de los jefes de la sinagoga, llamado Jairo, al verle, se echó a sus pies, 23suplicándole con insistencia diciendo: «Mi hija está a punto de morir; ven a poner tus manos sobre ella, para que sane y viva.» 24 Se fue con él. Mucha gente le seguía y se apretujaba a su alrededor.
25Entre la multitud había una mujer que, desde hacía doce años, padecía flujo de sangre 26Había sufrido mucho con muchos médicos y había gastado todos sus bienes sin que le hubiese servido de nada. Al contrario, iba de mal en peor. 27Esta mujer habiendo oído lo que se decía de Jesús, se acercó por detrás, entre la gente, y tocó el borde de su manto. 28Pensando: «Tan solo con tocar el borde de su manto, sanaré.» 29Inmediatamente se secó la fuente de sangre y sintió en su cuerpo que estaba sanada de su enfermedad. 30Jesús, dándose cuenta de la fuerza sanadora que había salido de él, se volvió hacia la gente y preguntó: «¿Quién me ha tocado?» 31Sus discípulos le contestaron: «Ves que la gente te oprime por todas partes y preguntas: `«¿Quién me ha tocado?’» 32Pero él continuaba mirando a su alrededor para descubrir quien le había tocado.33Entonces, la mujer temblando de miedo, viendo lo que le había sucedido, se acercó, se postró ante él y le contó toda la verdad. 34Jesús le dijo: «Hija, tu fe te ha salvado; vete en paz y queda libre de tu enfermedad.»
35Todavía estaba hablando, cuando llegaron de la casa del jefe de la sinagoga a decirle: «Tu hija ha muerto; ¿para qué molestar más al Maestro?» 36Pero Jesús, que oyó lo que habían dicho, sin hacerles caso, le dijo al jefe de la sinagoga: «No tengas miedo; solamente ten fe.» 37 Y sin permitir que nadie le acompañara, aparte de Pedro, Santiago y Juan, el hermano de Santiago se dirigió hacia la casa del jefe de la sinagoga. 38Al llegar y ver el alboroto, y la gente que lloraban y gritaban. 39Entró y les dijo: «¿Por qué alborotáis y lloráis de esa manera? La niña no ha muerto; está dormida.» 40La gente se burlaba de él. Pero él, después de echar fuera a todos, toma consigo al padre de la niña, a la madre y a los que le acompañaban, entró donde estaba la niña. 41Tomándola de la mano, le dice: «Talitá kum», que significa: «Muchacha, a ti te digo, levántate.» 42Al momento, la muchacha se levantó y se puso a andar, pues tenía doce años. La gente quedó impresionada y llena de estupor. 43Jesús insistió severamente que no se lo contaran a nadie; y mandó que dieran de comer a la muchacha.

El evangelio con el que hoy oramos comienza con la llegada de Jesús desde la otra orilla, la gente se une a él. Entonces aparece en escena Jairo, el jefe de la sinagoga que pide ayuda a Jesús, pues su hija se está muriendo. Jesús va con él y una multitud de gente lo acompaña agolpándose junto a él. Este es el marco en el que se van a desarrollar dos signos de Jesús. La gente se une a Jesús que ha llegado de la otra orilla. Jairo, jefe de la sinagoga, pide ayuda para su hija que se está muriendo. Jesús va con él y la gente lo acompaña, empujándolo por todas partes porque todos quieren estar cerca de Jesús cuando vaya a realizar el milagro. Y éste es el punto de partida de los dos episodios que siguen; la curación de la mujer que padece hace ya doce años a causa de una hemorragia y la resurrección de la niña de doce años.
Marcos mediante la técnica de la intercalación nos presenta estas dos curaciones, que vamos a intentar comentar profundizando en dichos acontecimientos e intentando encontrar un sentido. Con esta explicación en ningún momento estoy negando el poder de curación que pudiera tener Jesús. Pero intentemos profundizar en el texto, desde otro punto de vista.

Jesús acaba de desembarcar desde la otra orilla. Es decir, desde el lugar en el que ha estado encontrándose con los paganos y predicándoles la Buena Noticia. Por tanto, ha vuelto a la orilla en la que se encuentran los judíos. Allí se encuentra con un gran gentío, la gente está hambrienta de la palabra y la persona de Jesús. Se acerca el jefe de la sinagoga, institución, por su parte, enferma, a punto de morir; la ley, los sacrificios, el culto debido a Dios están vacíos. Jesús ha venido a comenzar algo nuevo; el Reino está presente en la persona de Jesús, pero los judíos representados por la sinagoga no han creído en él.

Mientras acompaña a Jairo, una mujer de entre el gentío, una mujer impura según la Ley, pues quien sufría hemorragias era considerado impuro (Lev 15,25-27), se acerca a Jesús y le toca por detrás con la fe puesta en él y con la esperanza de curarse. Esta mujer representa al pueblo fiel, ese pueblo que durante años ha seguido las instrucciones que le han ido dando los maestros de la ley, los fariseos y los escribas, ese pueblo que ha gastado toda su fortuna e incluso su vida intentado cumplir lo establecido por una ley que no es fiel a la ley dada por Yahveh a Moisés. Pero un pueblo que tiene su confianza y su esperanza puesta en el Dios de la promesa. La fe en Jesús es lo que salva al Pueblo y no la práctica sin sentido. Una fe que después repercute en acciones hacia el hermano.

Llegan a casa de Jairo no a la sinagoga, la institución como tal está muerta, pero es desde la ley, desde las tradiciones de Israel, desde sus costumbres, desde donde Jesús salva. No ha venido a abolir la ley, si no a darle su verdadero sentido. Por eso será, desde la casa, lugar donde se reúne la comunidad cristiana, desde donde Jesús salvará, levantará, hará revivir a la institución judía.

Con claras alusiones al Cantar de los Cantares y al banquete de bodas, Marcos nos relata esta resurrección de la hija de Jairo. La muchedumbre está llorando y gritando de dolor. Cómo llorar cuando el Novio está presente, cuando el Novio ha ido a buscar a la novia a su casa. Ese Novio que en el Antiguo Testamento era Dios y esa novia que era el Pueblo de Israel que será desposada. En la nueva y eterna alianza el Novio se hace presente, con los amigos del novio, y al llegar a la casa pide a la madre y al padre que le acompañen para encontrarse con la novia. A partir de este momento, Marcos no se refiere a la hija de Jairo con el término niña, sino muchacha. Es decir, la que ya está en edad casadera, más adelante nos dirá que tenía doce años, la cifra de la mayoría de edad marcada por la ley. La toma de la mano y le dice en arameo talita kumi, que literalmente significa: muchacha, ven a mí. Jesús está invitando a Israel, personificada en esta muchacha, a adherirse a él, a creer en él, a unirse íntimamente a él. Al final, el pueblo creyente en Jesús, celebra el banquete de bodas, dadle de comer.

CAMINO – MEDITACIÓN

• ¿Qué versículo, frase, palabra ha llamado especialmente tu atención? ¿Qué sentimientos despierta en ti? ¿Qué querrá decirte Dios con ello en este momento concreto de tu vida?
• Al igual que en su tiempo, hoy Jesús atraviesa a la otra orilla para encontrarse contigo, piensa en ese encuentro con Jesús ¿qué sientes? ¿qué dialogas con él? ¿qué te dice? ¿qué le dices?
• Es posible que tu fe esté enferma como la hemorroisa o esté dormida como la hija de Jairo, ¿te acercas a Jesús para que él te cure y te resucite?
• En muchas ocasiones, ¿dónde buscas la solución a tus problemas, dónde buscas la curación? ¿En jesús o en otros lugares?
• Escucho como Jesús hoy a mi me dice: “no tengas miedo, tú solamente ten fe”. ¿qué significado tienen para mí hoy esas palabras?
• Jesús me invita al banquete de bodas, ¿estoy dispuesto/a a celebrarlo con Él?

ORACIÓN – VIDA

• Te adoro Dios mío, porque siempre sales a mi encuentro, tomas la iniciativa y me buscas.
• Padre, te doy gracias porque me invitas diariamente a celebrar junto a tu Hijo, Jesucristo, “mi” banquete de bodas.
• Me ofrezco a ti, Jesús, para ser portador de tu evangelio y para transmitir el mensaje de la vida a todos cuantos me rodean.
• Ayúdame y aumenta mi fe, que sobre mí desciendan los dones del Espíritu Santo, para que crea que tú eres el único y verdadero Salvador del mundo y así pueda dar testimonio de ti a todos mis hermanos, especialmente a los más pobres y marginados de la sociedad.

Lectio Divina Domingo XII del Tiempo Ordeinario (Mc 4,35-41)

XII-DOMINGO-DEL-TIEMPO-ORDINARIO

35 Este mismo día, al atardecer, les dice: «Crucemos a la otra orilla.» 36 Despiden a la gente y le llevan en la barca, como estaba; e iban otras barcas con él. 37 En esto, se levantó una fuerte tormenta y las olas irrumpían en la barca, de suerte que ya se anegaba la barca. 38 Él estaba en popa, durmiendo sobre un cabezal. Le despiertan y le dicen: «Maestro, ¿no te importa que perezcamos?» 39 Él, habiéndose despertado, increpó al viento y dijo al mar: «¡Calla, enmudece!» El viento se calmó y sobrevino una gran bonanza. 40 Y les dijo: «¿Por qué estáis con tanto miedo? ¿Cómo no tenéis fe?» 41 Ellos se llenaron de gran temor y se decían unos a otros: «Pues ¿quién es éste que hasta el viento y el mar le obedecen?»

VERDAD – LECTURA

Este mismo día. Es decir, el mismo día en que acababa de predicar las parábolas. En las que Jesús ha expresado lo más importante de su mensaje y las características del Reino de Dios. Aquel mismo día, llegada la tarde, Jesús ordena a sus discípulos cruzar a la otra orilla. En la otra orilla se encuentra la Decápolis, la región habitada por paganos y judíos. Por lo que cabe destacar el carácter universal del mensaje de Jesús. Aquel cruzar nos recuerda, el cruzar del Mar Rojo por el pueblo de Israel para llegar a la Tierra prometida (Dt 2,7).
Todo ello ocurre al atardecer. Cuando la luz va apagándose, cuando Jesús no es totalmente luz, cuando Jesús no está totalmente presente en la vida del cristiano.
Nada más comenzar la travesía se desencadena un fuerte vendaval, que agita las olas de tal manera que incluso está a punto de inundar la barca. Lo cual, podría referirse a las fuerzas del mal que quieren impedir que el mensaje del evangelio llegue a la otra orilla.
Mientras, Jesús duerme sobre un cabezal. Algunos comentaristas, interpretan este estado, como un alusión a la muerte de Jesús, lo cual supondrá una gran prueba para los discípulos; y su despertar, la resurrección. Por lo que el mensaje adquiere un significado pleno, en el sentido que sólo después de la resurrección de Jesús será cuando el mensaje del evangelio alcance a las regiones paganas.
Ante el terror que están sintiendo, los discípulos despiertan a Jesús. Éste increpa al viento y el mar se calma. Los discípulos quedan estupefactos y se preguntan: ¿Quién es éste? ¿Quién es Jesús?. La pregunta que subyace y está presente en todo el relato evangélico de Marcos. Jesús tiene el poder supremo sobre las fuerzas del mal, algo que sólo posee Dios.
Jesús reprocha a sus discípulos su poca fe. Si Jesús está con ellos no tienen nada que temer.
A partir de este momento, en el evangelio de Marcos, el mensaje y el proyecto de Jesús, ambos grupos, paganos y judíos estarán presentes. Y el evangelistas nos relatará las vicisitudes que vayan acaeciendo a los dos grupos.

CAMINO – MEDITACIÓN

  • ¿Qué versículo, frase, palabra de este pasaje te llama especialmente la atención? ¿Cuál te toca, de alguna manera el corazón? ¿Qué querrá Dios decirte con ello en este momento concreto de tu vida?
  • Jesús a nosotros, también, nos ordena cruzar a la otra orilla, ¿qué significado tiene esto para ti? ¿Estás dispuesto/a a cruzar?
  • ¿De qué manera está presente Jesús en mi vida de cristiano?
  • También en nuestra vida se producen fuertes vendavales, borrascas y tormentas. ¿Cómo los afronto? ¿Desde el miedo paralizante que no me deja actuar? ¿Desde la confianza en Jesús? ¿Me desespero? ¿Llamo a Jesús?
  • ¿Tengo la firme convicción de que si Jesús está conmigo no tengo nada que temer?
  • ¿Quién es éste? ¿Quién es Jesús en este pasaje? ¿Quién es Jesús en mi vida? ¿Quién es Jesús para mí?

VIDA – ORACIÓN

¡Señor, queremos buscarte como el rayo de sol en medio de las nubes,
como la calma después de la tempestad,
como el abrazo de paz después del conflicto,
como la alegría de vivir a pesar de las preocupaciones!

¡Ayúdanos a buscarte en nuestra actividad diaria,
a mirar tu rostro de amor y esperanza
pese a los problemas que tantas veces nos desaniman!
Padre, ¡abre nuestro corazón a la confianza
ene la nueva vida que nos da tu hijo Jesucristo!

Muchos de nosotros tenemos la sensación de que estos días
finalizamos un ciclo de nuestro camino por la vida en la tierra,
ya sea el curso escolar o simplemente los meses de una temporada.

¡Haz que nuestro balance no sea
ni una lamentación ni un triunfalismo excesivo,
sino que signifique que en nosotros una nueva oportunidad!

Buen Jesús, ¡ayúdanos a buscarte también en el descanso,
a comprender y escuchar a las personas que se dirigen a nosotros
aunque no estemos de acuerdo con ella en muchos casos!

En el mes de junio, dedicado a tu Sagrado Corazón,
queremos darte gracias por los brazo abiertos
con que siempre nos recibes
y por la disposición permanente a perdonar nuestra ofensas.

¡Pon tus manos, Señor, sobre todos los que nos hemos reunido hoy!
¡Envíanos a hablar de ti al mundo! ¡Quítanos el miedo! Amén.

(Ignasi Miranda, Oraciones de tú a tú)

PIENSA DIFERENTE: lo que de verdad importa

Apuntes personales del Seminario impartido por EMILIO DURÓ; organizado por MASTER CUMLAUDE

Emilio Duró

El pasado 27 de mayo de 2015, tuve la posibilidad de asistir a un Seminario intensivo (intensivísimo) de Emilio Duró en el Palacio de Congresos de Sevilla. Llevaba por título: Piensa diferente: lo que de verdad importa.

Y Emilio Duró habló precisamente de eso, de lo verdaderamente importante de la vida.

Partió de una premisa: La felicidad es una actitud. Así es, la felicidad no es un sentimiento, no es un modo de estar, no es una sensación. La felicidad es una actitud. Por eso, no es imposible alcanzarla. Y esta actitud se debe mantener durante toda la existencia. Que, por cierto, es bastante corta.

Hasta hace muy poco tiempo, nuestros ancestros se tenían que preocupar, sobre todo, por sobrevivir; sobrevivir en una sociedad, en la que la esperanza media de vida era bastante corta. La clave para poder sobrevivir en aquella sociedad era poseer bienes, tener más que el otro; y además asegurar el futuro de nuestra prole. Por lo que, podemos decir que la felicidad estaba anclada en el egoísmo. Se pensaba única y exclusivamente en uno mismo y en aquellos que componían mi clan, mi tribu, mi familia.

Hoy se ha cambiado la tortilla, y hemos caído en la cuenta, que la VERDADERA FELICIDAD se encuentra en la GENEROSIDAD. Y en ponerle pasión a la vida. Sin pasión la existencia será un pasar segundos, minutos, horas y días. Nada nos motivará.

Todos nosotros queremos alcanzar la felicidad, todos nosotros anhelamos rozarla, todos nosotros queremos encontrarnos con ella… y cuando esto no ocurre, nos sentimos fracasados. Ahora bien, hemos de tener en cuenta que este fracaso no acaece por causas externas, por cuestiones técnicas, por mi buena o mala suerte; el fracaso tiene su origen y su causa en las emociones. En más de una ocasión, pensamos que alcanzar o no la felicidad depende de nuestra buena o mala suerte. La suerte no existe. Somos lo que queremos ser. Los “marrones” no nos vienen por no se que confluencias del universo o porque Dios quiere. Los “marrones” los fabricamos nosotros. Todo va a depender de nuestra actitud ante la vida. Todo va a depender de nuestro optimismo o pesimismo. En nuestras manos está.

Podemos afirmar que: YO SOY LO QUE PIENSO. Y, hemos de tener en cuenta que,no pensamos siempre de la misma manera, no pensamos siempre igual, no pensamos siempre lo mismo… Esta mañana pensábamos una cosa y ahora pensamos otra, ayer pensábamos de una manera y hoy pensamos de otra totalmente diferente. EL PENSAMIENTO ES CAMBIANTE Y LA INTELIGENCIA DUDA. Por eso, se puede afirmar, también, que la Felicidad es dinámica. Cuidado con nuestros pensamientos, es muy posible, que se cumplan.

Sin embargo, hemos de tener en cuenta que, nuestra existencia es limitada. Y el tiempo pasa inexorablemente para todos. Además, nos vamos degenerando física, intelectual, emocionalmente, por lo que es muy importante, que el tiempo que nos queda de vida lo llenemos de felicidad.
Gracias a los estudios realizados por la inteligencia emocional y la neurociencia, sabemos que el ser humano consta de tres cerebros:

  • Reptiliano: compuesto por el tronco del encéfalo y el cerebelo. El cerebro del reptil está precisamente dominado por ello, de ahí el nombre. Controla nuestros sistema anatómico y nuestras funciones vitales. Este cerebro es el que nos ayuda a sobrevivir de manera instintiva. Reacciona ante estímulos directos
  • La corteza cerebral o neocortex: lo encontramos en el cerebro de mamíferos más evolucionados. Se encarga de nuestra capacidad intelectual. Es el responsable del pensamiento avanzado, del razonamiento y del habla.
  • Límbico: compuesto por la amígdala, el hipotálamo y el hipocampo. Es el responsable de nuestras emociones.

Para alcanzar la felicidad, precisamente, hemos de desarrollar y gestionar satisfactoriamente ese cerebro límbico.

Otra cosa a tener en cuenta es, que la realidad es engañosa. Vemos la realidad, tal y como queremos verla. Por eso, es importante percibir la realidad con una actitud positiva. Marcándonos objetivos concretos y alcanzables; poniendo en marcha los recursos necesarios para alcanzar la felicidad.

La física cuántica nos ha demostrado que todo lo que ocurre a nuestro alrededor tiene una causa. Y todo lo que pensamos influye en nuestra vida. De ahí la importancia de la calidad de nuestro pensamientos. Hemos de preguntarnos, en cada momento: ¿Qué puedo hacer? Cada uno de nosotros debemos dirigir nuestra vida. Y todo va a depender de las emociones que gestionemos, las actitudes que desarrollemos y los pensamientos que elaboremos.

camino

El secreto para alcanzar la felicidad

  • Cuidar la salud física: Mantenerse en forma, hacer ejercicio, alimentarse de una manera sana y equilibrada; cambiando las grasas por proteínas, comer 5 veces al día en pequeñas cantidades, tomar suplementos de Omega 3 y antioxidantes.
  • Cuidar nuestra inteligencia emocional: No dejar de manifestar nuestros sentimientos y mostrar nuestras emociones. No dejar de amar, de sentir, de tocar…
  • Cuidar nuestra capacidad intelectual: No dejar nunca de entrenar la mente: estudiar, leer, cultivarse, enriquecerse con nuevos conocimientos.
  • Cuidar nuestra vida espiritual: Relajarse, meditar, respirar profundamente, orar (si eres creyente).
  • Cuidar nuestro mundo de relaciones: No permanecer durante mucho tiempo con personas amargadas. Sacad a esos individuos de vuestra vida. Son capaces de atraer toda la energía negativa que existe a su alrededor. Rodéate de personas positivas y atraerás positividad.
  • Cuidar nuestra capacidad de soñar: Sueña y sueña en grande.

Y un último consejo: Quieres ser grande, copia a los grandes; quieres ser el mejor, copia a los mejores. La mayoría de los mortales no tenemos la capacidad de innovar, de inventar, de hacer cosas nuevas, pero sí podemos copiar a los buenos, a los grandes, a los mejores. Aprender sus técnicas, sus forma de afrontar los hechos, su manera de ser, de actuar.

Y sobre todo que nadie te quite la capacidad de ser feliz. Cada uno de nosotros somos dueños de nuestra propia vida. Tomémosla en nuestras manos y ADELANTE. Lo verdaderamente importante es ser feliz.

Según parece, Emilio Duró se retira, quiere dedicar más tiempo a lo que realmente le importa y le apasiona, su felicidad y la de su familia. Nos quedan su consejos, su modo de entender la vida, sus gestos, su ironía, su humor y su cercanía. Si nunca has podido asistir a un seminario o conferencia suya, te invito a que visiones algún vídeo de los que se encuentran en Internet; no se si te cautivará o no, pero seguro que no te deja indiferente. Espero vuestras impresiones y comentarios.

Aquí te dejo uno de sus vídeos. Un poco largo, pero merece la pena.

Si quieres, puedes

camino

¿Quieres alcanzar un objetivo?

¿Quieres llegar a una meta concreta?

¿Quieres realizar un sueño?

SI QUIERES, PUEDES

Si respondiste afirmativamente a alguno de los interrogantes arriba mencionados…

Queremos ofrecerte una oportunidad.

Es posible, que necesites un pequeño impulso para comenzar, y un compañero de camino que te ayude a superar las dificultades.

Desde la Escuela de Animación Bíblica y Comunicación “San Pablo” queremos ayudarte a conseguirlo con nuestros programas formativos:

  • Habilidades comunicativas

  • Hablar en publico

  • Gestión de emociones

  • Liderazgo

Si has decidido, que quieres comenzar una nueva aventura de crecimiento personal o profesional, queremos acompañarte.

Con nosotros, puedes.

Envíanos un e-mail exponiéndonos tus inquietudes a bibliaycomunicacion@gmail.com

Lectio Divina del Domingo Solemnidad del Stmo. Cuerpo y Sangre de Cristo (Mc 14,12-16.22-26)

VERDAD – LECTURA 20110508

12El primer día de los Ázimos, cuando se sacrificaba el cordero pascual, le dijeron a Jesús sus discípulos: “¿Dónde quieres que vayamos a prepararte la cena de Pascua?”. 13Él envió a dos discípulos diciéndoles: “Id a la ciudad, encontraréis un hombre que lleva un cántaro de agua; seguidlo 14y, en la casa en que entre, decidle al dueño: “El Maestro pregunta: ¿Dónde está la habitación en que voy a comer la Pascua con mis discípulos?. 15Os enseñará una sala grande en el piso de arriba, arreglada con divanes. Preparadnos allí la cena”. 16Los discípulos se marcharon, llegaron a la ciudad, encontraron lo que les había dicho y prepararon la cena de Pascua. 22Mientras comían, Jesús tomó un pan, pronunció la bendición, lo partió y se lo dio, diciendo: “Tomad, esto es mi cuerpo”. 23Cogiendo una copa, pronunció la acción de gracias, se lo dio, y todos bebieron. 24Y les dijo: “Esta es mi sangre, sangre de la alianza, derramada por todos. 25Os aseguro que no volveré a beber del fruto de la vid hasta el día que beba el vino nuevo en el reino de Dios”. 26Después de cantar el salmo, salieron para el monte de los Olivos.

El pasaje evangélico de hoy podemos dividirlo en dos partes: comienza con la preparación de la cena de Pascua (14,12-169 y continúa con la institución de la eucaristía (14,22-26).

La primera parte del relato, no deja de ser un tanto enigmático. ¿Se había puesto Jesús de acuerdo con el dueño de la casa? ¿Qué pinta el hombre del cántaro?

Intentemos, al menos, profundizar un poco más en esta primera parte. El relato comienza el primer día de los Ázimos, es decir, el día de la víspera de la Pascua, el día en el que se sacrifica el cordero pascual. Los discípulos interrogan a Jesús acerca del lugar en el que van a celebrar la Pascua, aunque ninguna de las acciones realizada en esta celebración de los discípulos con Jesús, indica una cena pascual. Jesús celebrará su propia cena pascual, no la cena pascual de los judíos. Sin poner en duda, el hecho histórico, nos encontramos con una interpretación teológica por parte de Marcos. El hombre del cántaro representa a Juan el Bautista, el cual invitaba a todos aquellos que se acercaban a él a la conversión. Los discípulos continúan pensado en en la pascua judía. Con la referencia al hombre del cántaro, Jesús les está invitando a esa conversión de la que hablaba Juan. Les está invitando a cambiar su mentalidad con respecto a la celebración de la Pascua.

El instalarse en el piso superior hace alusión a la nueva alianza. El texto griego dice mi sala (kataluma mou). Los discípulos son los que tienen que preparar todo lo necesario. Los discípulos han de preparar la nueva alianza que Jesús va a establecer con toda la humanidad. La celebración de la nueva pascua debe ser preparada, no puede improvisarse.

En la segunda parte del texto, esta cena pascual preparada por los discípulos y que Jesús celebrará con ellos no tiene las características de la cena pascual judía. Es verdad que aparecen el pan y la copa. Pero estos elementos son comunes en cualquier celebración judía. Jesús celebra su propia cena pascual, es la cena d

e despedida de Jesús. Únicamente encontramos elementos imprescindibles en esta cena: el pan y el vino. Los cuales serán también los elementos imprescindibles de la celebración eucarística.

Analicemos un poco mejor las fórmulas de bendición. Jesús comienza bendiciendo el pan, la cual hunde su raíces en la tradición de Israel. La bendición para ellos era una especie de nueva creación. La bendición realizada por Jesús también, supondrá una nueva creación. El pan se convertirá en el cuerpo de Cristo.

A continuación, Jesús parte el pan. Un pan que es él mismo. Jesús mismo es el que se parte. Jesús mismo se entrega como alimento para todos, Jesús se convierte en alimento para todos.

Jesús se parte para darse. Y para

darse en abundancia.

Tomar el cuerpo de Cristo es recibirle a él en toda su realidad, en toda su persona, en todo su ser. Al tomare su cuerpo entramos en comunión con él.

Luego, Jesús, no bendice, sino que da gracias por la copa, propiamente lo que hacían las comunidades paganas, por lo que

la eucaristía queda abierta a todos los pueblos.

Una vez, que han bebido, Jesú

s explica el significado de este acto. El vino es la sangre de Jesús que se derrama por todos. Es la sangre de la Alianza, de la Nueva Alianza que sellará Jesús con su pasión, muerte y resurrección.

La Pascua de Jesús, la Cena d

el Señor, la Eucaristía es celebración comunitaria, consumada para crear comunión entre los hermanos.

Bajo los signos del pan y el vino en cada eucaristía se actualiza y se hace presente el único sacrificio de Cristo. Se hace presente la pasión, muerte y resurrección de Jesús.

“Después de cantar el salmo, salieron para el monte de los Olivos” (Mc 14,26). Comenzará el triunfo de Jesús, que se manifiesta e

n el monte y que culminará en la resurrección.
CAMINO – MEDITACIÓN

  • ¿Qué versículo, frase, palabra ha llamado especialmente tu atención? ¿Qué sentimientos despierta en ti? ¿Qué querrá decirte Dios con ello en este momento concreto de tu vida?
  • Al igual que a los discípulos, Jesús envía a cada uno de nosotros preparar la cena pascual ¿cómo me preparo para celebrar la eucaristía? ¿cómo preparo dicha celebración eucarística?
  • A partir de la lectura de este texto del evangelio y en el contexto de la solemnidad que celebramos ¿Qué significado tiene para mí la celebración de la eucaristía? ¿y la adoración eucarística?
  • ¿Soy consciente de la novedad que supone la celebración de la eucaristía?
  • ¿Caigo en la cuenta del significado de la eucaristía como actualización de la pasión, muerte y resurrección de Jesús? ¿La vivo no únicamente como un traer a memoria, sino como recuerdo (pasar por el corazón) el acontecimiento de la pasión, muerte y resurrección?
  • ¿Qué sentimientos se despiertan en mí al acoger la eucaristía como celebración comunitaria que crea comunión entre los hermanos?

VIDA – ORACIÓN

Que la lengua humana

cante este misterio:
la preciosa sangre y el precioso cuerpo.
Quien nació de Virgen Rey del universo,
por salvar al mundo dio su sangre en precio.
Se entregó a nosotros, se nos dio naciendo
de una casta Virgen; y, acabado el tiempo,
tras haber sembrado la palabra al pue

blo,
coronó su obra con prodigio excelso.
Fue en la última cena -ágape fraterno-,
tras comer la Pascua según mandamiento
con sus propias manos repartió su cuerpo,
lo entregó a los Doce para su alimento.
La Palabra es carne y hace carne y cuerpo
con palabra suya lo que fue pan nuestro
Hace sangre el vino, y, aunq

ue no entendemos,
basta fe, si existe corazón sincero.
Adorad postrados este Sacramento.
Cesa el viejo rito; se establece el nuevo.
Dudan los sentidos y el entendimiento:
que la fe lo supla con asentimiento.
Himnos de alabanza, bendición y obsequio;
por igual la gloria y el poder y el reino
al eterno Padre con el Hijo eterno
y el divino Espíritu que procede de ellos. Amén.