Lectio Divina del IV Domingo de Adviento

VERDAD – LECTURAsan jose y angel

Mateo y Lucas nos relatan de manera breve la infancia de Jesús. Un texto que añaden al resto de su evangelio tomado fundamentalmente de Marcos. Mantienen algunas diferencias: en el relato de Lucas la protagonista es María, en el de Mateo es José quien desempeña el papel principal. Lucas parece dar a entender que la familia de Jesús proviene de Nazareth. Mateo presupone que la familia de Jesús venía de Belén, ciudad de David.

Lo decisivo: las motivaciones teológicas. Mateo pretende mostrar en profundidad la identidad de aquel que él y su comunidad reconocían como Mesías y Señor de sus vidas: Jesús, como hijo de José -padre legal de Jesús- pertenece a la estirpe de David; nace en Belén, la ciudad de David; Mateo relaciona los acontecimientos de los primeros años de la vida de Jesús con profecías del Antiguo Testamento, cuyos libros tenían una autoridad decisiva para los judíos. 

“En la Comunidad de Mateo hay algunos miembros que proceden del judaísmo. Son aquellos que han descubierto en Jesús al Mesías enviado por Dios. La actitud de este grupo está representada en la figura de José, que escucha obedientemente las indicaciones de Dios, acoge a Jesús y lo custodia de todos los peligros. Sin embargo, la mayor parte de la comunidad está compuesta por cristianos que antes no eran judíos. Este grupo está representado por los magos de oriente que buscan incansablemente a Jesús. En su camino hacia él han tenido que pasar a través de los judíos, depositarios de las Escrituras, pero al final su perseverancia y su fe los ha conducido hasta Jesús, a quien adoran de todo corazón.” (cfr. Salvador Guijarro: “La infancia de Jesús según Mateo” Reseña Bíblica 2 (1994) 14-21) 

En los relatos de la infancia de personajes importantes, tanto en la literatura helenística como en la judía se encuentran con frecuencia intervenciones divinas extraordinarias: presencia de ángeles, sueños, anuncio del nombre… Así la infancia de Moisés (Exodo 1-2). Los sueños son revelaciones, visiones que el ser humanos acoge pasivamente. Escucha y pone en práctica.

Mateo muestra que Jesús además de estirpe de David es Dios-con-nosotros por obra del Espíritu Santo. La maternidad de María no es obra de José. Se han celebrado los esponsales, no la boda. Mateo lo confirma con las citas de cumplimiento “todo esto sucedió para…”: Mateo se apoya en la promesa/profecía de Is. 7, 14 y traduce el hebreo ‘Imh’ (significa “muchacha, joven, núbil”) como lo habían ya traducido los judíos de lengua griega: ‘virgen’ (cfr. Luis A. Schökel: La Biblia del PeregrinoNT. Mensajero-Verbo Divino, pg. 43). Es un texto propio de Mateo. La aceptación por parte de José significa reconocimiento legal, Jesús es hijo de José.

El nombre del niño “Jesús” es la helenización del hebreo “Yesua” (Yahvé ayuda). El nombre anuncia un destino: Jesús nace para salvar al ser humano del pecado. Salvación teológica, no política.

La pregunta ¿Quién es Jesús? era muy debatida en el ambiente que rodeaba a la comunidad de Mateo. Los judíos se preguntaban y preguntaban a los cristianos si realmente Jesús era el Mesías esperado. La respuesta de Mateo: contar una historia. En ella son importantes los nombres de persona en Mt 1, y los nombres de lugar en Mt 2. Mateo 1 responde a: ¿Quiénes son los antepasados de Jesús? Conocerlos, es conocer a la persona en profundidad. Y en Mateo 2 aparecerá el lugar de origen de una persona fundamental entonces para conocer a una persona. Mateo insiste: Jesús ha nacido en Belén, patria de David y lugar de residencia de la familia de su padre. Es cierto que su infancia la pasó en Nazaret y por eso era conocido como el Nazareno, pero esto se debió a la persecución de Herodes.

CAMINO – MEDITACIÓN

¿Quién es Jesús? La ‘normalidad’ del Nacimiento de Jesús el Mesías: Los padres de Jesús y hermanos de Jesús ¿No es éste el hijo del carpintero? (Mt 13, 53-33). Atravesar la realidad para contemplar la hondura de este Jesús, Salvador. Adorar el Misterio.

La figura de José. Mateo señala el origen judío de José, su aceptación de la misteriosa comunicación que Dios le hace a través de sueños y del ángel. José es fiel a la ley y acoge a María y a Jesús. Detenerse en las formas cómo Dios nos habla al corazón. Necesidad de escucha y silencio para acoger –como José- la sorprendente voluntad de Dios..

Mateo desea animar la fe de su comunidad (y la nuestra) Jesús es también desde su nacimiento “Dios-con-nosotros. Presente en nuestras vidas. Experiencia pascual.

VIDA – ORACIÓN

Pedir la gracia de ver en Jesús al Dios-con-nosotros (“conocimiento interno del Señor –dirá San Ignacio EE 104-, que por mí se ha hecho hombre, para que más le ame y le siga”). Para sentir y expresar la alabanza y el agradecimiento.

El amor del Padre tiene un nombre………………. Jesús, Hijo de David, Salvador

El amor de la Madre tiene un nombre……………. Jesús, Hijo de David, Salvador

El niño que nos nace tiene un nombre……………. Jesús, Hijo de David, Salvador

El objeto de tu fe tiene un nombre ……..……….. Jesús, Hijo de David, Salvador

Saber que somos reconciliados, perdonados es.. … Jesús, Hijo de David, Salvador

Hacer de la vida un servicio gratuito es …………. Jesús, Hijo de David, Salvador

Hacer nacer la ilusión en tu entorno es ………….. Jesús, Hijo de David, Salvador

Sonreír desde el corazón es ……………………… Jesús, Hijo de David, Salvador

Desearte felicidad y gozo ………………………… Jesús, Hijo de David, Salvador

Elaborada por el Equipo de Lectio Divina del Departamento de Pastoral de la Universidad Pontificia Comillas – Madrid
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s